18:26 Comment0 Comments


TARJETA DE PRESENTACIÓN




¿QUÉ ES?

La tarjeta de presentación es una pieza gráfica corporativa, cuyo fin es suministrar información de contacto sobre la empresa y la persona que la representa.



¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

La tarjeta de presentación es una representación visual de la empresa, y esto es muy muy importante, puesto que la imagen que genere la tarjeta, será la imagen que las personas se hagan de nuestra empresa.
Las tarjetas son piezas irreemplazables. No solo son una herramienta de negocios, también se constituyen en una importante estrategía de marketing, Crean oportunidades de negocios, contactos, comunicación, recordación y reflejan la personalidad de la empresa. Pueden darle al cliente una imagen de confianza, seriedad y responsabilidad, o por el contrario, pueden cerrar puertas de primer impacto.



¿CÓMO DEBE SER UNA BUENA TARJETA DE PRESENTACIÓN?

Si la tarjeta de presentación, genera confianza, será más fácil captar posibles clientes o establecer relación con la persona receptora de la misma. La idea siempre será proyectar la mejor imagen en ese pequeño trozo de papel. Para ello se debe contar con el tiempo y el conocimiento necesarios para diseñarla adecuadamente. Si no cuenta con mucho presupuesto, tenga en cuenta que si la tarjeta tiene un diseño profesional, podría ahorrarle mucho dinero en impresión, puesto que un diseñador creativo puede lograr  resultados sorprendentes con un diseño super sencillo a una sola tinta. Aunque la técnica de impresión ayuda, el diseño depende básicamente de la composición, diagramación y el buen gusto.
No se trata solo de que la piezas gráfica se vea bien, se trata de que logre captar el interés, que sea inolvidable, y que no termine en el bote de la basura o como papel de apuntes para teléfonos y datos.
1.      Una buena tarjeta de presentación debe proyectar la calidad de la empresa, en el diseño, papel, impresión e imágenes si las tiene.





2.      La tarjeta debe llevar siempre el logo, los colores y las fuentes corporativas de la empresa.
3.      Debe contener todas las opciones de contacto de la empresa y el empleado: Logo, nombres, direcciones, teléfonos, celulares, correos y páginas web.
4.      Se puede incluir el slogan de la empresa.

5.      El diseño es lo más importante en cualquier pieza. La diagramación o distribución del espacio en la tarjeta es uno de los aspectos más revelantes a la hora de captar la atención del receptor. Se logra identificando los puntos claves de atención y jerarquizando la información (¿Qué es lo más importante y qué puede ir en segundo plano?)
6.      La tarjeta debe seguir una línea de diseño acorde a la identidad gráfica de la empresa, para que sea asociada rápidamente a otras piezas que tenga la entidad (pendones, volantes, afiches). Esto ayuda a generar posicionamiento.



¿QUÉ NO SE DEBE HACER?

1.        Su tarjeta de presentación NO ES UN VOLANTE: En el afán por sacar el mejor provecho a la inversión, o en muchas ocasiones una asesoría inadecuada, se tiende a llenar la tarjeta de información acerca de los servicios o colocarle detalles que recargan y saturan visualmente (calendarios, frases, listados). Estas tarjetas-volantes le pueden dar la impresión, al posible cliente, que su empresa realmente no cuenta con los recursos suficientes y que son facilistas o descuidados en su imagen.
2.       La tarjeta NO debe tener más de tres tipos de letra.
3.       La tarjeta No debe tener más de tres colores (salvo si un buen profesional justifica lo contrario).
4.      NO tache los teléfonos ni escriba a manos los datos.
5.       NO utilice sellos para colocar sus datos o nombre. No hay mejor manera de dañar una buena imagen.
6.      NO imprima las tarjetas en impresoras caseras, pues la impresión queda de baja calidad y esto siempre se nota. ¿Es esa la imagen que quiere dar?
7.       Lo ideal será siempre que las piezas gráficas de la empresa sean personalizadas y creadas de acuerdo a los objetivos e identidad corporativa de cada empresa. Por ello no es muy recomendable usar plantillas prediseñadas.

ALGUNOS CONSEJOS:

  •  Busque la asesoría de un buen profesional y pídale que innove con diversidad de materiales (metal, madera, plástico, tela) y en diferentes formas. Aún cuando las tarjetas generalmente se imprimen en papel y en tamaño 9 x 5 centímetros, tenga en cuenta que en diseño no hay nada escrito y todas las reglas se pueden romper, siempre y cuando cumplan su objetivo, y dependiendo, obviamente de los recursos económicos.

  • Tómese su tiempo para aprobar la tarjeta, solicite varias opciones de diseño, no se quede con lo primero que le enseñen, recuerde que está en juego la buena imagen de su empresa y todos los beneficios que ello conlleva.
  • Mientras más original y atractiva sea su tarjeta más probabilidades tiene de establecer contactos. Si la gente conserva su tarjeta en lugar de desecharla, siempre tendrá la opción de un llamado y mínimamente de recordación y posicionamiento, pues si a la persona le gusta la tarjeta posiblemente se la enseñe a otras.


  • No tema invertir en sus tarjetas. No es justo, que por ahorrarse unos cuantos pesos, esté desaprovechando una herramienta eficaz que puede ayudarlo a impulsar su empresa, finalmente la imagen corporativa tarde o temprano le retribuirá cada peso invertido.


A continuación les dejo algunos ejemplos de las mejores tarjetas de presentación.








0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

•Logotipia. Dawghouse Design Studio, Blogger FAQs and Mobi123